Subscríbete

jueves, 18 de agosto de 2016

Inmunoterapia contra el cáncer

El mejor conocimiento del cáncer y de la inmunología ha dado sus frutos en una herramienta esperanzadora para su tratamiento: la inmunoterapia.
Con ella se pretende controlar el crecimiento tumoral con menos efectos secundarios que usando quimioterapia. Se utilizan sustancias producidas por el cuerpo del enfermo o fabricadas en un laboratorio; la finalidad es mejorar o restaurar la función del sistema inmunitario para impedir que el cáncer se disemine y destruir células cancerosas. Sus beneficios dependerán, como siempre, del tipo de cáncer, del estadio de la enfermedad y del estado de salud general del paciente.
Aún falta por saber por qué la inmunoterapia funciona en algunos enfermos y no en otros que tienen el mismo tipo de cáncer. Una buena noticia es la comercialización de una vacuna, la sipuleucel-T, para el cáncer de próstata metastásico. Se intenta así detener (o demorar) el crecimiento de las células malignas, reducir el tumor y prevenir recidivas.

De momento la inmunoterapia es una opción más en el plan de tratamiento del cáncer. ¡Una opción con mucho futuro!
(foto libre de Pixabay.com)